Ansiedad: Cambiando las Soluciones disfuncionales

Resumen: Un breve recorrido práctico de lo que podemos hacer para terminar con las soluciones disfuncionales.

En el artículo “Ansiedad y Soluciones intentadas”, discutimos acerca de las soluciones más comunes que utilizamos bajo una situación de ansiedad y que muy a menudo se transforman en un estilo de enfrentamiento disfuncional.

¿Ya identificaste tú solución más frecuente…?

Bien, una vez identificada tu solución estas en el camino correcto para tener  “conciencia” de cómo enfrentas las situaciones estresantes de la vida.

El segundo paso es entrenarte en cambiar tus soluciones por otras más funcionales, que te hagan salir de este círculo vicioso y que seguramente te ayudará en bajar tu ansiedad.

Las investigaciones científicas sobre la ansiedad humana evidencian que la solución más saludable y que deba prevaler sobre las demás es el “enfrentar”. Cada vez que enfrentamos situación estresante, estamos luchando internamente con nuestros miedos, lo cual puede que nos lleve una y otra vez en utilizar las soluciones disfuncionales. Nuestros miedos internos bajan solo si somos capaces de enfrentarlos.

Necesitamos entrenarnos por pasos, intenta hacer tú listado de situaciones estresantes habituales por las cuales utilizas las soluciones disfuncionales y ordénalas desde la más estresantes  hasta la que menos estresa. Inicialmente conviene trabajar intencionalmente con estas últimas situaciones, intentando  cambiar intencionalmente la solución con de enfrentamiento, que vaya en la dirección opuesta de la vieja costumbre.

Por ejemplo: Solución disfuncional: Reasegurarse

  • Cerrar el gas de la estufa todas las noches y volver una y otra vez a controlar para asegurarse de haberlo hecho. Intencionalmente trata de no levantarte para volver a asegurarte que el gas este cerrado. Si el miedo te ásale y no te deja dormir, no importa trata de satisfacer esta solución disfuncional. Repitiendo esto por toda la semana, irás a sentir más alivio en la segunda semana, hasta sentir un cambio en la intensidad del miedo, que antes no te dejaba dormir.
  • Mis hijos se fueron de viaje y suelo llamarlos varias veces al celular   para asegurarme que todo esté bien. Intencionalmente trato de disminuir esta conducta por ejemplo de 4 veces a dos. Esto es el inicio indispensable en disminuir una conducta disfuncional tanto para ti que para los demás.

Mientras te entrenas en este cambio de soluciones, puedes utilizar un instrumento muy poderoso para aliviar la ansiedad que experimentas:  La escritura.

Durante tu etapa consciente de cambiar las soluciones, es normal que la ansiedad te lleve a querer regresar a los viejos patrones, entonces lo que puedes hacer es tener un diario de actividades, donde irás escribiendo en el mismo momento en que sientes la ansiedad todo lo que observes de ella en ti, por ejemplo:

  • Donde estas en el momento que llega la ansiedad?
  • Qué situación estás enfrentando?
  • Cómo sientes la ansiedad?
  • Donde la sientes en tu cuerpo?
  • Qué estás pensando?
  • Etc…

Al finalizar de escribir observa cómo te sientes, si la ansiedad ha bajado o cómo ha cambiado y sigues con la intención del cambio de solución.

Estas son una manera concretas de enfrentar un patrón para cambiarlo y llegar por fin a tener Co-conciencia de cómo actuábamos de cómo estamos evolucionando hacia soluciones más saludables.

Link to this post

Write a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *